Nissan Gt R Track Edition By Nismo

Algo que cambió con la undécima generación en tanto que llegó cargada de cambios para el habitáculo que incrementaron el nivel de calidad percibida. De la misma manera, si las cálidas y tibias aguas de los océanos son los dominios preferidos del escualo de lomo gris, el circuito o las carreteras rápidas son el hábitat ideal del cupé japonés, que en este caso elige perseguir curvas de radio extenso en lugar de presas indefensas. Además, Nissan ha actualizado el sonido que emite su tubo de escape, ha afinado la suspensión y el chasis es en este momento más recio. El interior del Nissan GT-R presenta cambios esenciales, puesto que su instrumentación ha achicado el número de botones y añade tapicería de cuero (en color cobrizo o negro) en zonas específicas de su salpicadero.

Su interior está encabezado y monopolizado por unos asientos V-Spec de Recaro de tipo baquet rematados en fibra de carbono y cuero negro. 2 banquetas increíbles que son tan cómodos como envolventes pero por los que debemos pagar un sobreprecio de 7.650 euros. Ahí es nada… En cuanto al resto su habitáculo es amplio y está lleno de datos deportivos como la abundancia de piezas acabadas en carbono y los remates en color colorado. Su cuadro de instrumentos está concebido para sugerir la mayor información posible al conductor haciendo hincapié en los puntos más de deportes. Desde un punto de vista mecánico, no parece que se hayan realizado cambios significativos. El deportivo nipón sigue contando con un motor V6 biturbo de 3.8 litros que crea 600 caballos de potencia y 650 Nm de par máximo.

Ediciones Del Nissan Gt-r

El Track Edition con un color colorado muy impresionante y exponiendo el emblemático número 23 de Nissan. Si no conoces la razón de este número, te cuento que en japonés el número 23 se pronuncia “Nissan”. Utiliza el traductor de Google plus y comprobarás que, ciertamente, de este modo dicen.

Incluso bajamos a registros de auténtico récord que serían cantidades para rememorar de no ser pues después vendrían sus hermanos pulverizando los tiempos. Dejamos la “normalidad” para centrarnos en las unidades más destacables de estos GT-R. Pusimos manos a la obra y empezamos por abajo, el mucho más básico, para ver si notábamos diferencias con aquella unidad que probamos hace unos años y que venía con un juego de llantas demasiado gastadas. Con los neumáticos nuevos en perfecto estado todo funcionaba bastante superior.

nissan gt r track edition by nismo

Las actualizaciones, por consiguiente, se fueron centrando en reprogramaciones de la central para ganar potencia y también llevar a cabo cambios que incrementasen su rendimiento. El Nissan Skyline GT-R R32 fue el primer GT-R en incorporar la tracción integral ATTESA Y también-TS/4WD a las cuatro ruedas (hasta entonces, los GT-R precedentes habían sido de tracción trasera). Puede conseguirse información agregada sobre el consumo de comburente y las emisiones concretas de CO2 de los turismos nuevos en la “Guía de consumo de comburente y emisiones de CO2” que puede conseguirse de forma gratuita en todos y cada uno de los puntos de venta y en Esta mecánica de 3799 cc de cilindrada, obtiene unos consumos de 14 litros a los 100 km de media. Las llantas de aluminio forjado de RAYS tienen asimismo 20 pulgadas, pero son cien gramos mucho más ligeras e incorporan un nuevo diseño de nueve radios que mejora la rigidez. Van montadas en unos neumáticos Dunlop de nuevo diseño que están fabricados con un nuevo compuesto de goma que aumenta el agarre un 7%.

Vídeo: Ferrari Sf90 Stradale Vs Nissan Gt-r (1000 Cv)

Se trata de los SP Sport MAXX GT 600 DSST CTT run-flat que son tan buenos como larga es su nomenclatura. Son unos semislick que, hay que reconocer, casan con perfección con el GT-R, por el hecho de que se han diseñado conjuntamente mientras que evolucionaban sobre la pista de Nürburgring. En el siguiente vídeo lograras ver una secuencia de carreras de aceleración entre un Ferrari SF90 Stradale y un Nissan GT-R cambiado con 1.000 CV de capacidad. Sube el volumen para oír a esta bestia, el Nissan GT-R R35, acelerando a fondo.

nissan gt r track edition by nismo

Gracias a este pacto entre los fabricantes japoneses, el motor RB26DETT del Nissan Skyline R32 daba 280 CV de potencia máxima a 6.800 revoluciones por minuto, tal como 353 Nm de par a 4.400 vueltas. El GT-R resurgió en 1989, tras 16 años de sepa en el mercado. Popular como el Skyline GT-R R32, equipaba el motor RB26DETT, un bloque DOHC de seis cilindros on line y 2,6 litros de cilindrada. Su avanzada tecnología se tradujo en unas altas posibilidades, lo que le transformó en un vehículo muy popular entre los amantes de los coches deportivos. No obstante, la producción se detuvo tras fabricar solamente 200 entidades, al ingresar en vigor en el mercado japonés una ley de emisiones mucho más restrictiva. El Nissan GT-R fue creado en sus inicios como el buque insignia en la gama de modelos del fabricante japonés.

Cualquiera que sea la razón por la cual concluya el régimen de sus datos de carácter personal, conservaremos sus datos correctamente bloqueados y archivados para realizar en frente de casuales responsabilidades legales, en el transcurso de un plazo máximo de cinco años. Si se circula por una carretera virada y hay ganas de \’celebración\’, se puede elegir el control de seguridad en modo \’R\’ , que deja suficientes movimientos de la trasera como hacer un curso intensivo en la técnica del contravolante. De esta manera, el Nissan GT-R o (según su generación) Nissan Skyline GT-R se transformó próximamente en un turismo de culto para los aficionados a los vehículos y en un icono de la civilización popular, especialmente gracias a su papel de personaje principal en juegos para videoconsolas y películas. Puede usar el comparador de seguros de motorgiga para entender el precio del seguro para el Nissan GT-R y conseguir un seguro económico y con las mejores coberturas para este modelo de Nissan. El Nissan GT-R R35 se despide para siempre de EuropaSabíamos que este día iba a llegar, en algún momento.

El grip es brutal merced a su tracción total y a unos gigantes rodillos de veinte pulgadas con neumáticos de altas posibilidades del fabricante inglés Dunlop. OLYMPUS DIGITAL CAMERASu chasis está puesto a punto por la división de competición de la marca, NISMO (acrónimo de Nissan Motorsport). Han trabajado sobre la carrocería para lograr un chasis mucho más rígido que proporciona una resistencia torsional a prueba de circuito. Además el especialista Bilstein se ha encargado de trabajar sobre el sistema de suspensión.

Prueba de esto es que presenta un interior refinado y unos acabados completamente nuevos en este modelo. Tiene cambios en su mecánica y un comportamiento más suave, han mejorado su caja de cambios automática y cuenta, entre otras novedades, con unos amortiguadores regulables. En marcha, la suspensión de esteNissan GT-R R35 es dura y seca aun en modo \’Confort\’, pero es el peaje que hay que abonar. Si se pone en modo \’R\’, el conductor puede morderse la lengua con cualquier bache. La mejora en lo que se refiere a aerodinámica, fruto de un nuevo diseño para la parte inferior del vehículo que le daba más acompañamiento en curvas, contribuyó también a ofrecerle al GT-R R34 un aspecto de lo más imponente.

Nos pasamos a los mandos del mucho más “Godzilla” de todos, hablamos al Nismo que, en el fondo, es un Track Edition pero con una capacidad elevada hasta los 600 HP (el Track Edition lleva el mismo V6 biturbo de 570 HP de la versión básica) y un paquete aerodinámico de fibra de carbono mucho más agresivo. Para esto basta ver el impresionante alerón trasero o el faldón delantero que aumenta los apoyos aerodinámicos y deja un paso superior por curva. Por eso sus turismos de rivalidad acostumbran a llevar este número, y esta unidad Track Edition portaba la cifra en negro sobre un círculo blanco en los laterales de las puertas. Y si pasábamos la mirada al tercero en discordia, resultaba todavía mucho más emocionante.

El aclamado deportivo japonés vuelve a actualizarse para proseguir de esta forma con una exitosa fórmula que se remonta al 2008, desgraciadamente, lejos de Europa. Aparte de unos rines Nismo mucho más “racing”, se nota bastante la suspensión más deportiva que transporta. En el fondo es exactamente la misma con amortiguación Bilstein pero con unos programas más beligerantes de dureza. De ahí que se aprecia y se percibe una sensación de sobra rigidez y deportividad en pista. Los programas de conducción Normal, Confort y R, se ven con un punto más de rigidez. Más que nada en la posición R, la que es obligada mantener en este GT-R para obtener las prestaciones y los tiempos que deseas en pista.

Con todos los controles desconectados, el Track Edition volvió a bajar el tiempo de su hermano pequeño, con una cifra que nuevamente era de récord para nosotros. Así que no voy a ser yo quien critique que hayan intentado “dulcificar” un tanto el GT-R, por el hecho de que tampoco le viene mal y además todavía es un turismo muy superior en posibilidades al resto de la competencia. De hecho, en nuestro primer intento en llevar a cabo vuelta rápida ahora conseguimos mejorar los tiempos.

Elecciones Al Nissan Gt-r

Todo merced al paso de este modelo por las juegos de mayor éxito en el mundo de los simuladores de conducción. A continuación hace aparición la FICHA COMPLETA del acabado Track Edition by NISMO del Nissan GT-R , tanto el equipamiento de serie como todos los posibles plus susceptibles de ser montados con sus correspondientes costes. Se puede decir que son exactamente el mismo vehículo pero “tuneados” progresivamente para realizar a cada uno mejor que el otro.

El primer Nissan GT-R se impuso en 52 pruebas del campeonato japonés de turismos, 49 de ellas de forma consecutiva. Una dureza de suspensión que agradecerás en el momento en que se intente sacarle todo el partido al pedazo de motor que esconde su largo capó. Estamos hablando de un bloque de seis tubos en V con una cilindrada de 3,8 litros con tecnología biturbo. Un cocktail que tiene como resultado una cifra de potencia sonrojante, 570 caballos. Una energía que llega a las cuatro ruedas, sí, es tracción total, merced a una caja de cambios automática de doble embrague con seis relaciones. La segunda generación del Nissan GT-R se presentó en el mes de noviembre de 1972 y se puso a la venta a partir de enero del año siguiente.