Que Significa El Humo Azul En Un Carro

Si tu turismo, ya sea diésel o gasolina, expulsa humo azulado por el escape, es pues el motor está quemando aceite. El color de este humo está a caballo entre el blanco y el azul, y es distinguible por un olor muy característico, no bastante diferente al del aceite de cocina quemado. Entre las causas en varios coches modernos es una avería en el turbocompresor, como te hemos contado en este artículo.

Tras un “culatazo” – que se suele generar en motores con una edad y kilometraje elevados – una reconstrucción completa pertence a las opciones, pero habitualmente no compensa económicamente. En el momento en que sale una pequeña cantidad de humo blanco por el tubo de escape y el motor del turismo aún está frío no deberías preocuparte por ello, ya que el contraste de temperatura provoca este efecto en el momento en que se expulsa vapor de agua. Pero, en cambio, si el motor alcanzó una temperatura óptima y persiste el inconveniente o sea un indicio de que algo no va bien. Tratándose de un turismo de gasolina el inconveniente puede estar en la junta de la culata, así sea pues está rota o pues está arqueada.

En los motores sin turbo el hecho de que se queme aceite nos señala que el motor llega al final de su historia útil. Habría que ver el desgaste de los retenes o los segmentos, lo que supondría abrir el motor por la culata, lo que implicaría un gasto mucho más que notable. Jamás nos cansaremos de hacerte acordar que unmantenimiento adecuadode tu vehículo te ahorrará varios desazones y una aceptable suma de dinero.

Sin embargo, en el momento en que sus dueños incumplen con las revisiones es cuando empiezan a aparecer las averías o fallos. Estas averías acostumbran a tener un coste de reparación prominente, pero se puede complicar todavía más el tema si no se arreglan a tiempo, puesto que tienen la posibilidad de derivar en inconvenientes de sobrecalentamiento que afecten a otras partes vitales de la mecánica. Pero asimismo es posible que exista algún género de problema en el desempeño del sistema de ventilación efectiva del cárter. Un atasco, o un mal desempeño del mismo, deriva en una presión anómala y, a consecuencia, se tienen la posibilidad de generar fugas de aceite de mayor o menor gravedad. Los síntomas en un caso así son consumos muy superiores de aceite junto con el humo azul. Sellar la cámara de combustión, impidiendo el paso de los gases del cilindro al cárter.

Si el humo que sale por el tubo de escape es más espeso de lo común esto agrava el diagnóstico de la fallo. La función de los retenes o sellos de válvula, es que el aceite presente en las válvulas no pase a la cámara de combustión, por lo tanto lo que hacen es sellar para impedir el paso del aceite. Al pasar a la cámara de combustión, este aceite se quema en conjunto con el combustible y el aire dando sitio a que salga por el tubo de escape este humo azulado que en varias ocasiones huele un tanto a aceite quemado. Si tu coche es diésel y no tiene filtro de partículas, que el escape humee al acelerar de manera fuerte no es señal de fallo alguno en el motor. Ahora bien, no es muy normal que al acelerar a fondo veas en tu retrovisor una densa nube de humo negro. Esta “tinta de calamar” puede aparecer en motores diésel reprogramados, en los que se incrementa tanto la presión de soplado del turbocompresor como la proporción de gasóleo inyectada, logrando ocasionar un exceso de comburente en la mezcla.

Nuestro turismo no ha elegido a un nuevo Papa, tiene un claro inconveniente de junta de culata. El refrigerante que mantiene la temperatura del motor a raya, se está colando dentro de la cámara de combustión. Si bien el motor trata de comprimir y abrasar esta mezcla de aire, comburente y refrigerante, las leyes de la física se lo prohíben, administrándole a cambio una destrucción newtoniana. Si el sistema de escape de tu turismo escupe un humo de este tono, el diagnóstico es algo más complicado. Por un lado, puede estar relacionado con un defecto en el turbocompresor, en concreto en el soplado, por una combustión pobre. En los motores de gasolina, cuando este humo gris tiende a tener un tono más negro, vamos a estar comentando de un exceso de comburente en la mezcla.

Humo Azul Por El Tubo De Escape

Sin embargo, si persisten al circular normalmente, sí que tienen la posibilidad de indicar que existe algún inconveniente. Ahora ya sabes, mira con frecuencia tu coche para evitar que el humo azul se muestre por tu tubo de escape. Y esto sucede por un inconveniente de sellado que, en general, tiene sitio en la junta de la culata, en los segmentos o anillos del pistón o en los retenes o guías de las válvulas de admisión.

Al motor le llega una mezcla de gasolina o diésel con aire, como ahora sabrás, y este humo de color negro que sale por el tubo de escape es producto de que la relación no se está haciendo correctamente. Bien por exceso de combustible en el circuito correspondiente, o bien predeterminado de aire por el hecho de que, como mencionábamos, exista algún problema con la admisión de aire y, específicamente, con el filtro. Si por nuestro escape empieza a manar un denso humo blanco, tenemos un severo inconveniente. No debe confundirse con el humo blanquecino que viene de la condensación, estamos hablando de una pantalla muy densa de humo blanco.

Así nos vamos a poder ahorrar mucho dinero, puesto que al final acaba resultando más caro reparar la parte que se ha deteriorado que haber llevado el vehículo al taller para ser inspeccionado cuando le tocaba. Cuando el inconveniente viene determinado por un fallo generalizado del sistema de refrigeración y la junta de la culata está perjudicada apreciaremos además un olor peculiar. Cuando esto sucede, el motor se sobrecalienta e incluso podría llegar a combinar el aceite con el refrigerante. En este caso probablemente tengamos que realizar frente a una reparación costosa desde el punto de vista económico. Si las bocanadas de humo negro aparecen solo al pisar a fondo el acelerador, no hay necesidad de alarmarse.

¿Por Qué Mi Coche Echa Humo?

Otra oportunidad que puede darse, por inconvenientes con la mecánica de nuestro vehículo, y que se detecta con el humo del tubo de escape y su colorblanco, es la quema de líquido refrigerante. Si ocurre esto, el humo blanco debería ser bastante denso, y no va a desaparecer aunque el turismo lleve andando, e inclusive circulando, durante un largo tiempo. Si el color del humo que sale por nuestro tubo de escape es negro, lo apreciaremos fácil y de manera rápida. Además, queda residuo en el paragolpes trasero de nuestro vehículo en casi todos las situaciones, conque incluso con el vehículo apagado, y en frío, es muy posible que tengamos la posibilidad detectar el humo negro del tubo de escape. Con una junta de culata rota, lo destacado es parar el coche, y que una grúa lo lleve a un taller, donde se podrá saber los daños que se han producido en el motor.

que significa el humo azul en un carro

El exceso de carburante o la carencia de aire es lo que hace la expulsión por el tubo de escape del monóxido de carbono, de ahí ese color negro que suelta. Se da esta situación en el momento en que en el instante de la combustión hay un exceso de gasolina en relación a la cantidad de aire que entra en el cilindro y, por consiguiente, hay parte de este carburante que no llega a explosionar y que acaba saliendo al exterior. Este fallo habitualmente lo hace un exceso de inyección de combustible o por el hecho de que un filtro de aire está sucio y no deja pasar oxígeno al motor. En los turismos diésel, la válvula EGR -responsable de la recirculación de los gases de escape a fin de que vuelvan ser quemado en la cámara de combustión- es la mayoría de las veces la causante de esta anomalía.

Si recientemente te has percatado de que sale más humo del que debería por el tubo de escape de tu coche y este tiene un color poco frecuente, algo no está funcionando como debería. Si hablamos de los inyectores, podrían ser tan solo los sensores de inyección; pero puede deberse asimismo al regulador de la presión del combustible. Son exactamente los distintos colores de humo los que nos tienen la posibilidad de decir qué le pasa al corazón de nuestro vehículo. Del humo negro y del humo blanco ahora hemos hablado previamente, conque esta vez nos vamos a centrar en el humo de color azul. La causa mucho más recurrente con la que se asocia el humo azul es una avería en el turbocompresor.

que significa el humo azul en un carro

También puede perjudicar al catalizador, que está concebido para reducir los gases contaminantes que van por el tubo de escape y no para recibir el aceite quemado que llega del motor. Esto puede hacer que deje de funcionar y que tengamos que cambiarlo antes de lo que el desarrollador nos recomienda. Para que nos hagamos una idea, cambiar un catalizador puede sospechar un desembolso mínimo de 100 euros. No es necesario ser un experto para caer en la cuenta que en el momento en que nuestro coche saca humo en exceso es que algo no va bien. Si bien no se iluminen los presentes que detectan algún fallo en el desempeño del vehículo, en casos como este lo mucho más aconsejable es arrimarse al taller a fin de que el mecánico advierta el inconveniente y lo encuentre una solución cuanto antes. Actuar con velocidad se utiliza para prevenir males mayores y también para evitar que la reparación se complique con todo lo que esto puede llegar a sospechar para nuestro bolsillo.

Si quieres saber qué es la retroalimentación y de qué forma pararla, dedicamos un artículo a este fenómeno. En la mayor parte de los casos, un motor quema aceite por un desgaste elevado en los segmentos de los pistones o en las guías del tren de válvulas. Aparte de perder compresión, este consumo excesivo de aceite nos hará perder capacidad. Si el humo blanco esmás espeso y no se disipa de forma fácil, puede deberse a una mala puesta próximo del sistema de inyección. No obstante, en los diésel, el fallo puede deberse a que uno o varios de los calentadores no está funcionando como debería.

Humo Negro Por El Tubo De Escape

En los turismos más viejos (mucho más de 15 años) frecuenta aparecer por el gasto de las piezas del motor, especialmente si se hicieron muchos kilómetros y se llevaron a un régimen alto de vueltas. Cuando es muy espeso, puede ser indicativo de una falta de aire en la combustión por errores en el sistema de inyección o de inconvenientes con el turbocompresor. Por ejemplo, este humo negro frecuenta manifestarse cuando aceleramos a fondo, más que nada en la situacion de los vehículos diésel más viejos y sin filtro de partículas.